El SaaS o el uso por suscripción: el futuro de los softwares de CAD/CAM

Publicado en 17/02/2022

El uso de una aplicación software en modo Saas (Software as a service) es una tendencia de fondo en la que grandes empresas como Microsoft y Amazon Web Services se encuentran en primera línea con sus servicios de cloud computing. Entre el 2019 y el 2020, el mercado mundial de las aplicaciones SaaS únicamente, progresó de 18,5 % y alcanzó 148,5 mil millones de dólares (+24,1 % y 312 mil millones de dólares por el conjunto de servicios de nube pública)[1].

Aunque el mercado de SaaS ha sido impulsado por las aplicaciones de gstión en general, el software industrial no se queda atrás. Precursor desde hace varios años con sus componentes de software de optimización (nesting) disponibles como servicios web, Alma invierte continuamente en la oferta Saas adaptada a sus diferentes clientes: usuarios finales, fabricantes de máquinas-herramientas o editores de softwares. Estas soluciones garantizan a estos últimos, una perfecta adecuación a sus necesidades operativas, una facilidad de utilización máxima y una respuesta adaptada a los desafíos económicos.

Almacam software as a service

¿Por qué es ventajoso utilizar un software en modo SaaS?

Para empezar, ¿qué es exactamente una aplicación Saas? Según la versión francesa de Wikipedia, «El software as a service (Saas) o software como servicio, es un modelo de utilización comercial de los softwares en el que se instalan en servidores distantes en lugar de ser instalados en la máquina del usuario. Los clientes no pagan la licencia de uso por una versión, pero utilizan libremente el servicio en línea o, por lo general, pagan una suscripción». Además, las aplicaciones SaaS son desarrolladas de forma nativa para una utilización en la nube, por lo que se llaman cloud-native (NCA). Estas aplicaciones permiten acceder a datos en varios soportes (ordenador de escritorio, tablet y smartphone) para mantener la coherencia de informaciones.

El modo Saas aporta varias ventajas al usuario, a continuación, veremos las principales.

El SaaS facilita la gestión de la actividad en un contexto de incertidumbre

El software pasa a ser considerado como un gasto operativo y no una inversión (OPEX en lugar de una CAPEX). Los costes se adaptan al nivel de actividad de la empresa, tanto más como menos, ya que no hay un compromiso de tiempo. En el contexto actual en el que las empresas tienen poca visibilidad, con el pago por uso no es necesario recurrir a la financiación.

El SaaS garantiza la constante evolución del software

El proveedor actualiza continuamente la aplicación y realiza una sola operación de evolución de versión para todos los clientes quienes están seguros de beneficiar de las funcionalidades nuevas en cuanto han sido desarrolladas y de reducir drásticamente los gastos de actualización. Para el usuario, esta operación es transparente puesto que su coste está incluido en la utilización.

El SaaS permite aumentar el rendimiento de los softwares comparado a una solución de cliente pesado

En la Nube, la potencia de cálculo se adapta a las necesidades de los usuarios. Esta gestión se hace con la ayuda de los IaaS (Infrastructure as a Service). Del mismo modo, ahora es posible paralelizar potentemente los algoritmos a través de FaaS (Function-as-a-service, como por ejemplo con AWS Lambda o Microsoft Azure Functions), área que Alma maneja muy bien.  Esta tecnología permite, por ejemplo, ejecutar 100 operaciones simultáneamente, como la importación de 100 archivos DXF y, por lo tanto, de dividir en la misma medida, los tiempos de tratamiento.

El SaaS aporta mayor seguridad

Los secuestros de datos contra organizaciones públicas y privadas aumentan constantemente e incluso ahora,  están perfectamente estructurados gracias al ransomware-as-a-service (RaaS). En el caso de una solución de SaaS, el editor es el responsable y garantiza la seguridad de la arquitectura y de la parte software, por lo que el industrial puede despreocuparse totalmente del tema.

El SaaS facilita el aprendizaje del software

La solución SaaS utiliza softwares que han sido completamente rediseñados para facilitar su uso y reducir el tiempo de formación.

El SaaS facilita el soporte de software

Si un cliente encuentra algún problema, ya no es necesario que esté disponible, que se conecte a su puesto o que sea necesario pasar por un proceso de actualización que puede ser caro y complicado.

El SaaS simplifica la gestión de las licencias de los softwares

Gracias a una consola de gestión, es muy simple agregar o suprimir usuarios de una aplicación SaaS, ya que es el principio mismo de estas soluciones; en cambio, en modo cliente pesado, a veces se debe instalar el software para comprar nuevas licencias.

El SaaS responde a los nuevos desafíos de movilidad

Con el aumento del teletrabajo acelerado por la crisis sanitaria, los usuarios deben poder acceder a sus aplicaciones tanto en la empresa como en casa. El SaaS permite responder fácilmente a esta necesidad. Además, para la mayoría de las aplicaciones, el puesto cliente no requiere una potencia especial, por lo que se reducen los costes de material.

En resumen, el SaaS permite reducir los costes operativos directos o indirectos de un software y ajustar los gastos de acuerdo al uso y a la actividad de la empresa.

Alma, un editor de softwares de CAD/CAM precursor en el SaaS

La particularidad de Alama como editor de software industriales, es que desarrolla y comercializa componentes de softwares —sobre todo algoritmos de nesting (para otros editores de softwares de CAM o ERP)— y, a la vez, los softwares de CAD/CAM que los embarcan (para usuarios finales industriales). Además, al desarrollar en la propia empresa sus componentes y sus softwares, Alma tiene la seguridad de controlar el total de sus productos.

Algoritmos de optimización en la Nube

Desde el principio, Alma se dedicó al tema de la Nube, por lo que propone, desde hace varios años ya, una oferta SaaS de componentes de software con PWS y GWS, dos servicios web algorítmicos para los editores de softwares que desean proponer una solución SaaS a sus clientes. PWS es una biblioteca de nesting automático, y el resultado de la experiencia de 40 años de Alma en la optimización del corte. GWS es una herramienta de importación de archivos DXF, de limpieza y de análisis topológico de piezas para que sean tratadas en un software de CAM. Con sus algoritmos de optimización en la Nube, Alma ha hecho evolucionar el modelo de «Software as a service» de tal manera que el coste de servicio depende de la cantidad de posicionamientos realizados (PWS) o de archivos tratados (GWS).

Nesting por encargo mediante la web

A principios del 2019, Alma da un paso más hacia el SaaS con Nest&Cut, una aplicación web de nesting automático para industriales. Con Nest&Cut, cualquier empresa dedicada al corte de materiales planos, situada en cualquier parte del globo, puede acceder simplemente a los mejores algoritmos de nesting para reducir sus gastos de materia prima, sin invertir en una solución costosa de «cliente pesado». Después de una prueba gratis, Nest&Cut puede utilizarse por suscripción. La aplicación utiliza toda la potencia de la Nube para optimizar, no solo el tiempo de cálculo del nesting, pero también, el tiempo de tratamiento y de limpieza automática de las geometrías DXF que el usuario transfiere. En el día de hoy, Nest&Cut cuenta con cientos de usuarios, y ahora, la aplicación ofrece la posibilidad de generar programas ISO para las máquinas de corte con mandos digitales simples.

Softwares de CAD/CAM en la industria de la chapa por suscripción

Con su nueva oferta de suscripción sin compromiso de duración Almacam Pass, Alma propone a las empresas una fórmula totalmente flexible para programar sus máquinas de corte y realizar sus presupuestos. Este servicio por suscripción adaptado a la utilización del software es la primera etapa para hacer evolucionar la gama de softwares CAD/CAM Almacam hacia el SaaS u otras soluciones híbridas, al mismo tiempo que se sigue utilizando un modo operativo «cliente pesado/licencia de software» clásico que tanto aprecian los empresarios de la industria. Ante todo, en un contexto económico incierto, Almacam Pass permite a los industriales afrontar la variabilidad de su actividad, evitar una inversión y beneficiar de un servicio todo incluido.

El SaaS para extender una oferta en la Industria 4.0

Alma va a proponer cada vez más soluciones de SaaS para completar las funcionalidades de su gama actual, ya sean componentes algorítmicos (posicionamiento, importación y tratamiento geométrico y, ahora, cálculo del recorrido de herramientas) o softwares aplicativos (CAD/CAM para el corte y la robótica, gestión y pilotaje de la producción, etc.). Estas ofertas híbridas van a mejorar los resultados globales y ampliarán el perímetro de las funcionalidades de los productos de Alma. Este es el caso de webQuote, un servicio web que complementa el software de presupuestos de chapa almaQuote y permite a los subcontratistas ofrecer a sus clientes un portal fácil de usar para introducir y gestionar las solicitudes de presupuesto.

A la larga, Alma va ofrecer a sus clientes una gama completa de módulos SaaS sumamente eficaces que pueden utilizarse independientemente o juntos, en una solución CAM personalizada: automatización de la producción de principio a fin, módulos para la industria 4.0, software de CAM completo a medida, conexiones a aplicaciones de terceros, simulaciones, etc.

Todo esto es posible gracias a una actividad de innovación permanente y a continuas inversiones. Cada año, Alma invierte un promedio de 25 % de su volumen de negocios de edición en la Investigación & Desarrollo, esfuerzo que será aún mayor en los próximos años.

El tren del SaaS a toda velocidad

Hoy, el modelo SaaS es viable y ha sido puesto a prueba. Los editores de softwares invierten masivamente en este sector para poder servir mejor a los usuarios. Las redes de venta indirecta también se adaptan a este nuevo modelo económico que acortan el ciclo de venta y, que como al editor, aportan ingresos recurrentes a largo plazo. También les permite evitar las problemáticas de integración para focalizarse en los servicios de fuerte valor añadido, al mismo tiempo que consolidan su experiencia profesional.

Las ventajas operativas, organizacionales o económicas del modelo SaaS son apreciadas de los clientes y son mucho más importantes que los riesgos que pueden percibir (índice de disponibilidad, confidencialidad de los datos en la nube, etc.). En la materia, el futuro parece claro: el SaaS se está convirtiendo en la norma en el ecosistema de los softwares industriales beneficiando a todas las partes interesadas, y Alma está liderando el camino.

[1] Fuente: IDC Worldwide Semiannual Public Cloud Services Tracker