Equipos industriales y bienes de equipo

Softwares de CAM en el centro de procesos de producción de numerosos bienes de equipo

Desde climatizadores hasta ascensores, pasando por las calderas industriales o el material de panadería, los softwares Alma son la base del proceso de fabricación de gran cantidad de productos industriales y de bienes de equipo, para todo tipo de tecnología de corte y de chapa.

Principales ventajas de la solución Alma para los fabricantes de equipos industriales y de bienes de equipo

Una solución de CAM única y un solo interlocutor para todas las tecnologías y el parque de máquinas del fabricante: corte por chorro líquido, punzonado, corte de 5 ejes, corte de tubos, plegado, soldadura robotizada, etc.

Algoritmos de nesting muy eficaces para la optimización del rendimiento de materia en el corte de chapas.

Reducción de los tiempos de programación gracias a una asistencia y a automatismos en todas las etapas del proceso (preparación de las piezas, nesting, recorrido de las herramientas, etc.).

Una integración total a la cadena digital CAD-ERP-PLM.

Optimización de la producción y de los lanzamientos mediante la integración con el ERP: reagrupado automático de las piezas por pedido, cliente o plazo; gestión precisa de los stocks de chapa, transmisión de informaciones de gestión de las operaciones de corte, etc.

Capacidad de adaptarse a las exigencias propias de un fabricante y de proponerle una solución integrada y automatizada.

Un software de presupuestos adaptado a las operaciones múltiples y al cálculo de costes de producción muy precisos.

Herramientas integradas para la planificación de la carga de las máquinas.

Entre nuestros clientes se encuentran:

Mirko Fortunati

Responsable de uno de los centros de producción, Groupe Marchesini.

«La facilidad de pilotaje del nesting y del archivado de los retales para utilizarlos posteriormente, fueron determinantes para elegir act/cut. Otro motivo que intervino al momento de elegir el software act/cut, es la garantía que ofrece Alma de hacer un interfaz del software de programación con nuestro sistema de gestión Baan. La utilización del mismo software de programación en cada uno de los centros de producción nos permitió mutualizar nuestros recursos.»