Alma festeja sus 40 años de existencia y sigue invirtiendo resueltamente en la industria del futuro

Alma festeja sus 40 años de existencia y sigue invirtiendo resueltamente en la industria del futuro

Corporativo | Publicado el 30 septiembre de 2019

Especialista en la optimización de corte desde que fue creada hace 40 años, Alma es un editor de CAD/CAM que con el paso del tiempo ha adquirido una sólida experiencia técnica reconocida internacionalmente y se ha implantado en numerosos países. Gracias a sus valores humanos y de cooperación, el grupo Alma adopta una estrategia industrial basada en el desarrollo de una amplia oferta para la industria 4.0, en un proyecto de empresa duradero y en la implicación de todos sus colaboradores.

Una empresa original que domina el sector de la edición de softwares industriales

En 1979, investigadores de Matemáticas Aplicadas de la Universidad de Grenoble, crean el primer software de nesting automático con el objetivo de ahorrar materia prima al cortar textiles o chapas… Alma se inscribe en esta tendencia, y rápidamente se dedica, sobre todo, al sector de los softwares de pilotaje de máquinas de corte y de chapistería, y más tarde, a los robots. A día de hoy, Alma ofrece una gama completa de softwares de CAD/CAM para el recorte de todo tipo de formas, chapistería y mecanosoldadura.

Alma domina este mercado, convirtiéndose en un grupo sólido y próspero de 160 personas que realiza un volumen de negocios consolidado de 16,7 M € (+ 50 % en los 5 últimos años), implantado en 8 países y representado en otros 15 más.

Especialista en la optimización y en la digitalización de la producción

La experiencia técnica y la innovación son los motores del desarrollo de Alma. Desde su creación, la empresa diseña soluciones softwares para optimizar el potencial de máquinas y robots. Dado que Alma siempre ha acompañado el desarrollo de tecnologías nuevas, la empresa trabaja en estrecha colaboración con constructores de máquinas-herramientas y de sistemas robotizados.

Las aplicaciones de CAM de la gama Almacam, cubren todos los procesos de corte de metal y de materiales blandos (corte por chorro de agua, punzonado, fresado/recortado, corte de 5 ejes, corte robotizado, corte de tubos y perfiles), el plegado/desplegado y la soldadura por arco robotizada. A estas aplicaciones la completan un conjunto de módulos centrados en la gestión y el pilotaje de la producción (presupuestos y planificación) y la integración al sistema de información de la empresa industrial. Entre el CAD, el ERP y el taller, el software de Alma responden a los retos de la Industria 4.0.

Pionera en software de nesting

Desde el principio, gracias a los algoritmos de nesting de Alma sus softwares de CAD/CAM de corte gozan de un excelente desempeño. «Además, somos el único actor del mercado en comercializar nuestros algoritmos como elementos de softwares a otros editores de softwares de CAM o ERP», explica Laurence Ruffin, Directora de Alma. «Gracias a esta experiencia única y a nuestra tecnología 100 % propietaria, nuestros softwares de nesting permiten ahorrar materia a miles de industriales, en diversos sectores de actividad y para todo tipo de material. Además, con las nuevas perspectivas que ofrecen el Cloud y la Inteligencia Artificial, se nos abren nuevos horizontes en la optimización del recorte».

The RIMBAUD nesting software in 1988.
Alma has been doing business in the shipbuilding sector almost since the beginning.

Un desarrollo multiforma e internacional

El desarrollo de Alma en su sector nicho pasa a la vez por el crecimiento orgánico, el crecimiento externo, y al mismo tiempo, por la internacionalización.

Aunque desde los años 1980 Alma ha tenido un crecimiento orgánico constante, el crecimiento externo le ha permitido ampliar su oferta de productos, ampliar su base de clientes y consolidarse en algunos mercados. Con la compra de Aleph Technologies en 1996, Alma extiende su oferta a la robótica (soldadura, recorte, etc.) y a la programación de máquinas en 3D (recorte de piezas formadas, de tubos o de perfilados). Cuando en el 2002 Alma compra Sapex, otro editor histórico, completa su pericia en las tecnologías de «chapa fina» y se convierte en el líder francés del mercado de la CAD/CAM para el trabajo de chapa. La idea de comprar competencias y ganar partes de mercado se consolida con la compra de Asco Data en 2018, un editor reconocido basado en Brema, especialista en la programación automatizada de máquinas complejas de punzonado y de corte.

Además, Alma ha adaptado progresivamente su organización a un mercado mundial y ha construido una red de distribución variada. Las filiales de distribución o joint-venture son su columna vertebral; por lo que Alma se ha implantado en Italia (1991), en Alemania (1999), en China (2007), en Brasil (2009), en Estados Unidos (2010), en España (2015) y en Singapur (2017).

«Poder adaptarse a clientes muy diversos es un reto importante en el mercado de softwares industriales, ─analiza Laurence Ruffin─, y gracias a nuestra oferta que va desde el componente de software hasta el software aplicativo llave en mano que vendemos con marca blanca o con nuestra propia marca, hemos podido colaborar con numerosos constructores de máquinas-herramienta o de robots y de otros editores de softwares en ámbitos conexos al nuestro». Hoy en día, vendemos 3/4 de licencias de nuestros softwares al exterior de Francia, y Alma se posiciona entre los líderes mundiales en su sector».

Cultura de empresa muy marcada

Desde que fue creada en 1979 como una sociedad cooperativa (Scoop), Alma (en Francia) es propiedad a 100 % de sus trabajadores. Nuestra cultura de empresa está muy marcada por su estatuto de cooperativa que se basa en valores compartidos por todos los colaboradores: autonomía y responsabilidad, confianza mutua y solidaridad, decisiones y resultados compartidos, afán por un trabajo bien hecho, especial atención a la calidad de la relación con nuestros clientes…

Al privilegiar el proyecto de empresa y la realización de las personas, velando por que la cooperación sea la base de la empresa en interno y como modo de relacionarse con los clientes y asociados, la cultura de empresa de Alma promueve el sentido de iniciativa y la creatividad, valoriza la experiencia técnica y considera la satisfacción del cliente como algo fundamental.

With the buyout of Aleph Technologies in 1996, Alma extends its CAD/CAM activity to robot programming.
Technical expertise and personal fulfillment are the founding principles of Alma’s corporate culture.

Un grupo orientado hacia el futuro

Gracias a que posee una experiencia muy diversa y a su posición en el mercado obtenidas durante estos 40 años, Alma persigue una estrategia de desarrollo ambiciosa a varios niveles.

Seguir invirtiendo masivamente en sus productos y anticipar las necesidades de la industria 4.0

Alma invierte cada vez más en los productos, y cerca del 30 % de la masa salarial de la actividad de edición de softwares de CAD/CAM de Alma se dedica hoy a I+D. Estamos desarrollando varios proyectos relacionados a la automatización, a la integración de softwares Almacam al sistema de información de la empresa, a la gestión y planificación del taller y al tratamiento de los flujos de datos o a la robótica.

«Nuestro objetivo es seguir desarrollándonos en la industria 4.0, sobre todo en las colaboraciones estratégicas, y proponer ofertas integradas de CAD/CAM/ERP, así como soluciones MES para recuperar, visualizar y explotar los datos de máquinas ─explica Laurence Ruffin─, además, la modularidad de nuestros softwares nos permite ampliar nuestra oferta de componentes softwares destinados a otros editores y capitalizar en nuestra pericia algorítmica».

Apostar a la Web

La Web representa un enorme potencial de innovación en la industria. En sus sectores de pericia, y gracias al aprendizaje de máquinas (tratamiento de datos geométricos, optimización del corte, etc.) Alma trabaja en aplicaciones aún más automatizadas e inteligentes. Con Nest&Cut, aplicación innovadora de nesting automático en línea lanzada a fines de 2018 que anuncia una evolución completa de módulos en Cloud, Alma se posiciona decididamente en el mercado de los softwares de CAM en Saas.

Además de la optimización, Alma explora la puesta a disposición de otros servicios conexos en modo web, como el presupuesto o la explotación de los datos de producción, con la ambición de proponer soluciones híbridas «cliente fuerte/web» para sacar el mejor provecho de los dos entornos.

Nearly 30% of the payroll for Alma’s CAD/CAM software publishing activity is today devoted to R&D.
In 2018, Alma launched Nest&Cut, a web-based nesting application.

Continuar desarrollándose a nivel internacional

La estrategia de Alma, ya sea para el desarrollo de productos en colaboración con otras estructuras, de despliegue de la red de distribución o de crecimiento externo, se piensa necesariamente a escala internacional. Los proyectos de Alma prevén reforzar su presencia en mercados industriales maduros (Alemania, Estados-Unidos, etc.) así como en países emergentes (BRICS, Asia del Sureste, etc.) o en nuevos segmentos de mercados en varios países a la vez, sobre todo mediante la oferta de softwares Saas.

Mantenerse como un grupo independiente e preservar su cultura de empresa cooperativa

Por su estatuto cooperativo garantizando la independencia del grupo (es imposible revender una sociedad cooperativa) y los valores que de ello derivan, para Alma la continuidad del proyecto de empresa es más importante que los beneficios a corto plazo. Por consiguiente, Alma no practica ni el offshore ni la subcontratación en países de bajos costos, prefiriendo desarrollar sus propios softwares en interno para favorecer el arraigamiento territorial y la calidad del producto.

Aunque obtener un tamaño suficiente para mutualizar e invertir, forma parte de la estrategia de desarrollo, Alma prefiere diferenciarse por su experiencia técnica y la incorporación de actores que ponen sus recursos y saber-hacer en común con una lógica de beneficio mutuo.

Esta manera de ver las cosas permite reforzar la inversión y la innovación favoreciendo al mismo tiempo el aumento de su plantilla. Por lo tanto, la independencia del grupo Alma se inscribe en una estrategia industrial coherente y en una visión económica y humana a la vez.

«Este punto de vista que combina un buen desempeño económico, la realización de los individuos y el bien común, es la base del proyecto de Alma ─resume Laurence Ruffin─ efectivamente, tratamos de desarrollar una empresa floreciente, experta e innovadora, pero también promover una empresa en la que todos estamos asociados y en la que las riquezas son ampliamente redistribuidas, al mismo tiempo que se consolida la estructura gracias a reservas incompartibles importantes (40 % del resultado por año), por lo que es imposible desplazarla y fomenta el I+D». Un modelo de empresa eficaz pero también duradero, que respeta a las personas y tiene vocación de participar al desarrollo de los territorios en los que se encuentra implantada.

Junta Directiva de Alma (en el centro en rojo, Laurence Ruffin, CEO).